Corey Harris: una estrella intercontinental

JAZZMADRID16 recibió anoche, con gran entrada de público, a Corey Harris, una indiscutible figura del blues “transoceánico”

El auditorio de Conde Duque va a ser, desde el pasado día 25 de octubre, el escenario central de muchas de las exquisiteces que alegren la programación de este festival que se prolonga hasta el próximo 30 de noviembre. Como en ediciones anteriores -y como sucede, por otra parte, a lo largo del año-, esta escena se convertirá en la plataforma en la que expondrán sus saberes artísticos músicos y formaciones sin concesiones a la comercialidad, con el acento puesto en la calidad, el interés, la infrecuencia o su novedad en nuestros escenarios.

Viaje a Camerún
En este espacio compareció anoche Corey Harris, un bluesman que, después de un viaje a Camerún cuando tenía veintiún años, vio modificada para siempre su percepción musical. Allí -y son sus palabras- pudo descubrir los orígenes africanos del blues, que no es sino una derivación de un estilo muy antiguo, con una manera especial de enfocar las vibraciones musicales.

En los temas de sus discos más recientes, Harris se muestra como una auténtica estrella intercontinental al armonizar con toque maestro las esencias del blues africano con el sonido clásico del delta del Mississippi. Músicas, además, como una aproximación a un reggae deconstruido y un apunte acancionado de soul, constituyeron los otros ricos manjares con los que jugó un inspirado Corey Harris, que compareció en solitario, acompañado por su guitarra, en un concierto animado por sus últimas creaciones, las que aparecen en discos como “Live from Turtle Island” y “True blues”.

jazzmadrid16-live-corey-harris-alvaro_lopez_del_cerro-madrid_destino-0176Mance Lipscomb y Bukka White
Por espacio de casi noventa minutos el artista nos maravilló con la verdad que emana de su canto, embrujando el ambiente con sus slides guitarrísticos, en guiño claro a Mance Lipscomb y a Bukka White. Entre airosas cabalgadas africanas, procedentes del catálogo del maliense Ali Farka Toure, y clásicos del boogie sureño americano, Corey Harris también nos enardeció con su crítica visión del fanatismo en “Lynch blues”, dedicada a todos aquellos que sufren la violencia en el mundo. El concierto, que no tuvo desperdicio, desembocó en un instrumental con la firma de Thelonious Monk, y, ya en el bis, en “Casey’s blues”, que llevaba la impronta de Joe Pass.

No cabe duda de que por Conde Duque pasó, dejando huella, toda una estrella del blues afrocamericano.

Foto: © Álvaro López del Cerro / Madrid Destino