Dhafer Youssef: Mestizaje y raíces

El laudista tunecino estrenó en el Fernán Gómez las nuevas composiciones que componen el temario del disco “Diwan of beauty and odd”

La pianista navarra Kontxi Lorente presentó también su disco “About me” en Conde Duque

Lleno absoluto de Dhafer Youssef en el teatro Fernán Gómez, con el que se repetía la jubilosa celebración que, en años anteriores, ha supuesto la presencia en las escenas de Madrid de este artista tunecino, versátil y cosmopolita, y sin embargo apegado a sus raíces magrebíes.

El concierto, de hecho, fue un recorrido por la historia última de este músico instalado desde hace años en nuestro continente. Su concepción tanto del jazz, como de la música de su tierra, es esencialmente vitalista, una invitación a la reflexión desde las ideas por supuesto, pero también desde los sentimientos.

Abierto a la interacción del jazz
Música que, partiendo de ritmos y melodías originarias del norte de África, se abre a la contaminación occidental que, genéricamente, llamamos jazz. El laúd árabe enredado con el bajo políglota de Ben Williams, la batería sin fronteras de Justin Faulkner cruzada por los fraseos libres, jazzísticos, del piano de Aaron Parks.

En el repertorio hay gemas como “Delightfully odd” o “Longing & Sallation journey” que hacen evidente lo mucho que Youssef medita el desarrollo de sus composiciones, sin empobrecerse, sin transformarse en lo que no deberían ser. Y, como tanto para el mundo árabe como para el occidental, las palabras del poeta Mawlana Jamal al Din al Rumi son sagradas, la singular habilidad dialéctica de aquel pensador parece que sacudiese su inspiración en muchos de los temas escuchados.

Los opuestos que animan el mundo
El talento de Youssef se encuentra precisamente en este detalle; expresar los opuestos que animan nuestro mundo. De ahí el título del álbum: “Diwan de la belleza y lo extraño”. Coincide esta colección de poemas (diwan) con el ideario de Mawlana, según el que “lo conocido solo existe a causa de los desconocido”; es decir, que solo por la oscuridad que se nos niega, detectamos la presencia de la luz. En clave sufí, el sí solo es una manifestación obligada por la aparición del no. Por eso, las afirmaciones no son necesariamente certezas, y sí réplicas contra las negaciones de la vida.

La música en el Islam ha sido negada por amplios sectores teóricos de todas las escuelas, sin embargo las cofradías sufíes han hecho de ella un vehículo fundamental para trascender. Dhafer Youssef -como Anouar Brahem, en otro tiempo- la recoge y la pone al día. Y lo hace junto a unos músicos entregados a caldear el ambiente y a alfombrar el camino de facilidades para que Youssef elabore el prodigio de finura melódica que, con su laúd, abrigaba la retaguardia de su voz prodigiosa. Un concierto exquisito.

jazzmadrid16-kontxi-lorente-0099Kontxi Lorente, un valor confirmado

Poco antes, en Conde Duque, la pianista navarra Kontxi Lorente expuso también los argumentos que dejó impresos el pasado año en el disco “About me”. La etiqueta es lo de menos, ya se trate de post bop, bop renovado o lo que sea que informe el arco expresivo. Lo que importa es que los temas escuchados dejan semillas con el germen de la originalidad.

Todos son propios y solventes. Baladas tórridas empujadas por la afectiva presión del contrabajo de Alessandro Cesarini, y magnífico pulso en los ritmos sincopados sujetos al vuelo de las baquetas sobre los tambores y platos de la batería de Borja Barrueta. En cualquiera de las intervenciones de Kontxi Lorente brotaba de su piano una música densa, inesperada, con fiera personalidad, laberíntica al tiempo que descongestionada. En la impronta de esta mujer hay estética y hay estilo, hay ideas y hay, sobre todo, logros.

Foto © Álvaro López del Cerro / Madrid Destino