La música de Luis Verde este viernes en Conde Duque

El quinteto del saxofonista extremeño es el primero en hacer patente el color local en la programación de JAZZMADRID16

Si el jazz, en su acepción más avanzada, gana terreno entre nosotros se debe en buena medida a la labor perseverante de músicos como este saxofonista, en cuyas maneras hay un arrebato muy poco previsible. Cualquier motivo le sirve a Luis Verde para organizar unas ideas que, incluso, más allá del jazz, penetran en el folclore sefardí y en la camerística contemporánea.

Exponente generacional
En la VI edición de los Premios Sonora de la Música Extremeña, en 2014, este saxofonista ya fue elegido Mejor solista. Es importante informar acerca del dato, aunque esta clase de detalles hayan empezado a ser muy habituales en la biografía de Luis Verde, músico que cuenta en la actualidad 33 años de edad.

Natural de Cáceres, la vinculación a la música de Luis Verde llega de lejos, se remonta a su infancia. Se licenció en la especialidad de “Saxo Jazz” por el Conservatorio Superior de Música del País Vasco, Musikene, en 2010, y, en estos momentos, bien puede decirse que es uno de los exponentes más sólidos de la nueva cantera de jazzistas que trabajan en España.

Un largo serial de proyectos
Además del quinteto con el que nos visita, Luis participa en otro largo serial de proyectos, y bueno será destacar el Agua Trio, la CMQ Big Band, Habana/Madrid Sax, Ander García Quinteto y Jerry González & Miguel Ángel Blanco Big Band. Y solo por si alguien desea “calentar oídos” antes de disfrutar con este concierto, puede escuchar “In Lak’ech – Hala K’in”, segundo álbum de su discografía y trabajo cuyos contenidos descubre a la audiencia de JAZZMADRID.

Saxofonista de una escuela que valora convenientemente el legado de grandes de la historia como Charlie Parker, Sonny Rollins o Coltrane, todos considerados “duros”, Luis es también músico de elevado sentimentalismo en las baladas. Está entre las previsiones de quienes nos responsabilizamos de la programación de este festival, que el músico suena en óptimas condiciones junto al saxo tenor Ariel Brínguez, el prodigioso Moisés P. Sánchez en el piano, Reinier “El Negrón” Elizarde en el contrabajo, y Michael Olivera en la batería.