Markus Stockhausen & Florian Weber, dos músicos con identidad

Al frente de su trío, la cantante René Marie estrenó también sus nuevas canciones en el teatro Fernán Gómez

El nuevo proyecto en dúo con el que anoche se presentó en Conde Duque el trompetista Markus Stockhausen es ahora una entrega camerística que quiere dar alas nuevas a su música de siempre; un cruce entre la libreimprovisación europea y el jazz. La novedad radica en la coloración romántica que reciben ahora los nuevos temas, en buena medida debida a la contribución del brillante pianista Florian Weber.

El resultado es tan atractivo que a ratos deslumbra y hace pensar en aquella corriente musical última del siglo XIX, que abrió paso al impresionismo en el XX. Es evidente que el veterano trompetista Stockhausen es responsable de la articulación de todos los elementos que sazonan esta formulación expresiva, pero también es quien abre la posibilidad de que Florian Weber adorne al piano algunas piezas con un ropaje diferente y muy sugerente.

Libertad en el desarrollo
El concierto siguió fielmente el temario del disco “Alba”, que el dúo viene de editar hace pocos meses, si bien, por fortuna, el tratamiento de cada una de estas composiciones se materializó con la libertad y el acierto de la que solo son capaces los buenos músicos de jazz.

Stockhausen, digno hijo del músico contemporáneo Karlheinz Stockhausen, se reservó en algún tramo unos vuelos de trompeta tan libres como oportunísimos, y el piano de Florian Weber, por su parte, hizo patentes las razones por las que su grupo Minsarah fue el elegido por el histórico Lee Konitz para acompañarle en las giras y en los discos de sus últimos años de carrera.

jazzmadrid16-rene-marie-0205René Marie en el Fernán Gómez
Más tarde, en la tarima del teatro Fernán Gómez, compareció la cantante René Marie. La exhibición de esta erudita de la voz libre se alimenta de sus habilidades solistas, aunque también está soportada por contenidos de interés. Los enormes recursos temperamentales de vocalistas como Eartha Kitt o Dinah Washington carecen de secretos para esta afortunada jazzista.

Tras arrancarse con una versión a voz sola de “Smile”, el estándar de Charles Chaplin, fueron los materiales firmados por la propia Rene Marie en el disco “Sound of red” los que dieron, esencialmente, cuerpo de su concierto. Entre ellos, algunas canciones, como “Stronger than you think” o “Colorado River song”, contenían una tensión especial que hicieron apreciar su valía como intérprete.

Fue un concierto de muy buen catadura, en ocasiones con aliento de cabaret y siempre al servicio de la gloria de esta estrella del jazz vocal que, pese a que camina ya hacia la veteranía, sigue creciendo, musicalmente, ante nuestros ojos.

Foto © Álvaro López del Cerro / Madrid Destino