El quinteto de la pianista Marta Sánchez actúa este martes en Conde Duque

En su penúltima jornada, JAZZMADRID recibe la entrega apasionada de esta triunfadora en los circuitos jazzísticos neoyorquinos

Al llegar la penúltima jornada de este macroencuentro jazzístico, las citas musicales se han extendido por toda la geografía del país, originando una jubilosa amalgama de primeras figuras participantes y nuevos valores que suben al escenario, promovidos por fonográficas y certámenes muy variados a la busca de jóvenes artistas que enriquezcan el panorama del jazz en nuestro país. Un ejemplo de esta realidad es la pianista Marta Sánchez, recién, como quien dice, aterrizada de Nueva York para ofrecer este concierto.

Gran recorrido
Mucho recorrido ha realizado Marta Sánchez desde que despuntara junto al Zafari Project a su paso por los Circuitos de Música Joven del Instituto de la Juventud, en los que se alzó con el primer premio de composición contemporánea. Más tarde avisó de su talento en un par de álbumes, “Lunas, soles y elefantes”, de 2007, y “La espiral amarilla”, de 2010. Y, aún, en medio de ambos, tiempo hubo para colaborar junto a Doris Cales, la Afrodisian Orchestra, y Natalia Calderón. El fraseo pianístico, sólido y reflexivo, unido a un instinto compositor con altísimas dosis de creatividad, ya eran la característica dominante de su quehacer en aquellos momentos.

Pianista en Nueva York
Y llegó el momento de instalarse en Nueva York, con una beca Fulbright para ampliar estudios en la Universidad de aquella ciudad. Fue en 2011, y allí, como aquí, no tardó Marta en llamar la atención de la gran familia jazzística neoyorquina. Desde la poderosa Warner Bross, Jeff Levenson se refirió a ella como una “artista promesa”. Y, en breve, llegaron encargos para actuar y realizar giras por Estados Unidos, Latinoamérica y en diferentes países de Europa. El historial de la pianista tiene marcadas en rojo presencias en el North Sea Jazz Festival, en el mexicano Eurojazz y en el festival de jazz de Vitoria.

Ahora muestra algunas nuevas composiciones, si bien el núcleo de este concierto estará, seguramente, articulado en torno a las que dan forma a “Partenika”, su álbum de 2015, que es espejo sonoro de un talento que, afortunadamente, ya es más que obvio.

Compositora de gran personalidad
Grabado en New Jersey, en la sección New Talent de Fresh Sound, la fonográfica que descubriese al mismísimo Brad Mehldau, el disco incluye ocho composiciones propias que alumbran un instinto compositor cargado -ya lo dijimos- de mucha personalidad, Este repertorio, prologado en el disco por Ethan Iverson, de The Bad Plus, encuentra atractivo en el vasto arco expresivo que Marta despliega, valiéndose de improvisaciones sustentadas en un pianismo postbop conectado a fraseos melódicos de extraña y hermosa factura.

Músicos solventes -Caleb Curtis en el saxo alto, Ariel Brínguez en el tenor, Reinier Elizarde en el contrabajo, y Andrés Litwin en la batería- reconstruirán en directo este temario, alentados por el sentimiento que condujo un día a Marta Sánchez hasta el jazz. No fue otro que crecer como autora e intérprete, cada noche, en los últimos años desde las noches de Nueva York.

Es la misma ciudad en la que el New York times se hizo eco por vez primera de “Partenika”, definiéndolo como uno de los diez mejores discos de 2015. Y la All Music y la prestigiosa Journalist Jazz Asociation quisieron dejar constancia de una opinión similar, incluyendo, igualmente, este título entre los mejores de aquel año.