El Caleidoscopio musical de Uri Caine y Jean Luc Ponty

El Caleidoscopio musical de Uri Caine y Jean Luc Ponty

El primero ofreció un consumado recital a piano solo en Conde Duque

En Fernán Gómez, el violinista Jean Luc Ponty mostró el sólido sonido de su banda en un concierto muy concurrido


 

Violeta Parra cantaba que el ser humano está formado por un espíritu, sinónimo de delicadeza, y un cuerpo, todo volumen y vistosidad. Ayer, en la sexta jornada de su desarrollo, coincidieron en JAZZMADRID dos espléndidos conciertos. El filadelfiano Uri Caine llevó su torrencial sutileza pianística al auditorio de Conde Duque. Y para los amantes del jazz con más cuerpo, escorado hacia tendencias como el rock, la banda del violinista francés Jean Luc Ponty organizó reverdeció los recuerdos de una nutrida concurrencia en el teatro Fernán Gómez.

Basta un piano para emocionar

Despojado de las brillantes armonizaciones que le prestan sus variados grupos, Uri Caine realizó un largo serial de invenciones melódicas a piano solo, recurriendo a los más variados registros. Las intervenciones de este creador están vinculadas a la vanguardia neoyorquina por un lado, y, por otro, a la música clásica occidental. Composiciones como “Honeysuckle rose”, de Fats Waller, “Round midnight”, de Monk, o “Blackbird”, de Lennon y McCartney, están, para él, en la línea del “Adagietto” de la 5ª sinfonía de Mahler, o en el las “Variaciones Goldberg”, de Bach. A Uri Caine le ha sido reconocida su capacidad para emocionar con sus interpretaciones por parte de colegas tan distinguidos, y diferentes, como John Zorn, Don Byron, Tim Berne o John Medeski.

El violín es la estrella

La música de la banda de Jean Luc Ponty encuentra raíces en la de todas las formaciones de jazz-rock que, durante la primera mitad de los años 70, frecuentó el músico. De la primera constitución de su Experience, a The Mothers of Invention de Frank Zappa, sin olvidar el trío de George Duke, o la Mahavishnu Orchestra, de John McLauglin.

Todas han sido influencias que han terminado por conformar un original preparado sonoro que proporciona consistencia a un espectáculo de radiante atractivo y belleza. Elementos de rock, por supuesto de jazz, y, aun, ingredientes muy variados de folclores del mundo confluyen en la original propuesta de esta formación, cuyo núcleo central sustenta el maestro Ponty en el violín, y William Leconte en piano y teclados. Luego, alrededor de este aventurero dúo, nos encontramos con el diestro arte de marcar las pautas rítmicas del bajo de Swaeli Mbappe, y la batería de Damien Schmitt.

Jean Luc Ponty
Jean Luc Ponty

Un suma y sigue de ideas

Tanto en disco como en concierto, Jean Luc Ponty desafía lo predecible y eso siempre hay que agradecerlo. En su aclamada actuación de anoche se veía que estos músicos creen en lo que hacen, y el público se identificó inmediatamente con este peculiar suma y sigue de ideas. Disfrutes como recuperar aquel “Viaje imaginario” de mediados de los 70, o el ofrecido a dúo con Leconte en el piano, en “In the kingdom of peace”, valieron por todo el concierto. Esta gente, que va por la vida a su aire, sin seguir tendencias, cae bien a la primera. Hacen música de cualquier momento, de cualquier lugar, de la que florece orilla arriba y orilla abajo del mundo.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en Política de Cookies.
Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?