Jazz con nombre de mujer: Marilyn Mazur y Becca Stevens, este sábado en JAZZMADRID

Jazz con nombre de mujer: Marilyn Mazur y Becca Stevens, este sábado en JAZZMADRID

La actuación de la primera tendrá lugar a las 19,30 h. en Conde Duque

Becca Stevens presenta sus nuevas canciones en la escena del Fernán Gómez


 

Aunque sus visitas a España han sido frecuentes en los últimos años, la percusionista Marilyn Mazur no actuaba como titular de su grupo en Madrid desde marzo de 2011, cuando fue convocada por el festival Ellas Crean y compareció en el auditorio del Museo Thyssen. Su regreso a la capital se produce ahora a lo grande; ni más ni menos que en la escena de Conde Duque, en el marco de JAZZMADRID.

La discografía de Marilyn Mazur es compleja de detallar, teniendo en cuenta que proyectos de música contemporánea se cruzan con el jazz en su carrera, a la par que las múltiples colaboraciones que realiza para otros músicos forman un tupido magma de títulos que, cuando se trata de poner en orden, desafían la paciencia de cualquier aficionado. Se sabe que uno de sus últimos discos es “Celestial Circle”, así que parece lógico pensar que su recital sustentará buena parte de su desarrollo en los materiales de aquel trabajo.

Danesa nacida en Nueva York

Marilyn nació en Nueva York, si bien el hecho de residir en Copenhague desde los seis años de edad le confiere la incontestable condición de ciudadana danesa. Estudió piano clásico y ballet, pero su formación es, principalmente, autodidáctica. Más que nadie en su país, y con autonomía inusual, ha ocupado largos años de su carrera en descubrir los rincones sonoros de sus percusiones y batería, y, sobre todo, ha aprendido a utilizar recursos asentados en otras tradiciones muy alejadas del jazz, como las polirritmias africanas o el multicolor folclore escandinavo. Lo que hace con todo ello es usar las técnicas aprendidas con el fin de construir un edificio percusivo propio y asombrosamente abierto.

Viajando con Miles Davis y Gil Evans

El es el mismo mundo sonoro que llamó la atención de Miles Davis, que la tuvo en nómina en sus giras y grabaciones de los años 80, y de Jan Garbarek también en cuyo grupo formó en los 90. Y, aún, bastante antes de todo esto, también se sentó la artista en el atril de las percusiones de la New Jungle Orchestra de Pierre Dorge, en la big band de Gil Evans, así como en el de los grupos de Peter Kowald, Wayne Shorter, Jon Balke, Jeanne Lee, Palle Mikkelborg y Lindsay Cooper, entre otros muchos.

Becca Stevens, una propuesta ecléctica

La música de Becca Stevens es un resumen de todo lo que da de sí hoy el jazz. Se escapa al patrón del bebop y, aun, de cualquier melodía bailable, pero tampoco se conforma con ablandar ritmos. Y, eso sí, se mantiene a prudente distancia de la escuela de Diana Krall y artistas similares. Por ello, tal vez, pianistas como Brad Mehldau y Taylor Eigsti asistieron a su alumbramiento profesional. Y las lisonjas vertidas por personajes como Kurt Elling, Esperanza Spalding o José James, tampoco se hicieron esperar y fueron igualmente generosas.

En 2015, Becca Stevens visitó Conde Duque para presentar las canciones del disco “Perfect Animal”; esencialmente una recapitulación -como el más reciente “Regina”- de músicas inteligentes. En las formas que frecuenta esta cantante diferente, el jazz actúa a modo de cohesionante en un discurso en el que también abundan ingredientes de folk-pop y de canción de autor. Y hay un deje especial en su recitado y un talento compositor realmente novedoso. “El secreto mejor guardado de Nueva York”, ha escrito sobre ella el New York Times. A las 21:30 h, el talento de Becca Stevens vuelve a desvelarse en Madrid, esta vez sobre la escena del Fernán Gómez.

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en Política de Cookies.
Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?