Festival JazzMadrid17

JAZZ PARA UNA CIUDAD


En la última edición de JAZZMADRID, la de 2016, ya se hizo obvio que ninguna programación musical con claro protagonismo jazzístico podía sustraerse a la influencia que, sobre el género afroamericano, han venido ejerciendo en las últimas décadas las diferentes músicas populares del mundo; una forma específica de penetración estética que encuentra razón de ser buscando enfoques alternativos para el acoplamiento entre el swing y la variada geografía sonora de la música popular. Este año, esa conexión es todavía más evidente.

En algunos casos -como en los del laudista tunecino Anouar Brahem, la pianista griega Tania Giannouli o el vibrafonista etíope Mulatu Astatke-, esa relación se convierte, de hecho, en estrecho vínculo. Y, junto a ellos, un año más se ha impuesto prestar atención especial a la producción local de nuestros músicos, dando, incluso, un paso más allá y llevando a escenarios de mayor aforo, como el del teatro Fernán Gómez, propuestas tan asentadas como las del pianista Moisés P. Sánchez, el trompetista David Pastor o el saxofonista Jorge Pardo. A este último, que en el presente año cumple cuarenta de profesión, se le rinden sendos homenajes como titular al frente del proyecto Djinn, y como componente del histórico trío que completan Carles Benavent y Tino Di Geraldo. Este apartado local lo completan el Cuarteto Europa de Baldo Martínez; el quinteto de Guillermo McGill, el cuarteto de Pedro Iturralde, el proyecto Perico Sambeat Plays Zappa, y la marching band Nola Brass Band.

En cualquier caso, estas grandes citas encuentran siempre justificación en la medida que incluyen también en su lista a creadores nuevos, o menos conocidos, que, de otro modo, difícilmente, encontrarían acomodo en los circuitos. Por eso, y por su obvia calidad, están en el programa Maciej Obara, Melissa Aldana, Shai Maestro, Cyrille Aymée, Cory Henry, Becca Stevens o Collective. Los artistas consagrados, con sus proyectos más recientes, tienen igualmente un espacio fundamental: Dee Dee Bridgewater, Ron Carter, Benny Golson, Sheila Jordan, Carla Bley, Dave Holland, Jean Luc Ponty, Pedro Iturralde, James Carter y Philip Catherine, entre otros.

Todos crecen en número, con respecto a ediciones anteriores, y la oferta también se hace más plural. Habrá, por ejemplo, algo de aventura también, y para eso se han convocado nombres como los del baterista Mark Guiliana; los contrabajistas Henri Texier y Kyle Eastwood; los saxofonistas Steve Coleman, Chris Potter, Guillaume Perret y Maciej Obara; el guitarrista Bill Frisell; la banda Mostly Other People Do The Killing, la percusionista Marilyn Mazur y los pianistas Uri Caine, Fred Hersch, Tigran Hamaysan, John Medeski, Roberto Fonseca, Martin Tingvall, Carla Bley y Aruán Ortiz, los dos últimos acompañando respectivamente al Riverside Quartet del trompetista Dave Douglas, y a Don Byron. Y, a propósito de los nombres de mujeres, intérpretes de jazz, que se mencionaron, interesante es saber igualmente que su presencia se salda con un veinticinco por ciento de participación en la programación, idéntico porcentaje al de los músicos que dan forma al ya referido apartado local. En ambos casos, ha sido tenido en cuenta como un factor fundamental la juventud de los participantes.

En otro orden de cosas, gracias al compromiso con la educación musical que siempre ha caracterizado los contenidos de los programas de JAZZMADRID, acuden, nuevamente, músicos de conservatorios como los de las formaciones de la Amaniel Big Band y la Creativa Junior Big Band. A ambas se le suma este año la Big Band de Arturo Soria, que participa por vez primera en el programa. Aquí encuentran los estudiantes un lugar en el que pueden demostrar que sus valores técnicos -y tienen todos suficientes- no son el único calibre de la medida de su talento.

Observando la programación, se percibe, asimismo, un especial cuidado -y crecimiento- volviendo a incluir diversos artistas de blues. A la cabeza de la iniciativa, por su perseverante lucha por conquistar toda clase de públicos, cabe situar al veterano guitarrista Joe Louis Walker. Y, junto a él, el toque multicolor de Vieux Farka Touré desde Mali; el de Delgres desde la Isla Guadalupe, o el local de la cantante Big Mama Montse y del recuperado guitarrista Javier Vargas. Y se inaugura también una nueva sección en la muestra, que, con el nombre “No Solo Jazz”, albergará conciertos en los que tal vez la música libre sea solo un ingrediente episódico; no obstante, por la incontestable calidad de la propuesta, no se hacía recomendable dejarla pasar de largo. En este apartado estarán las cantantes Daymé Arocena y Lila Downs.

La música no agota, sin embargo, la oferta de esta edición de JAZZMADRID, que se pone al servicio del teatro y la literatura con una lectura dramatizada de textos de autores como Jack Kerouac, Julio Cortázar o Boris Vian, en las voces de Cristina Castaño y Rafa Castejón, con dirección de Juan Carlos Corazza y ambientación musical al piano de Pepe Rivero. Habrá también una masterclass que impartirá el pianista Moisés P. Sánchez, una exposición fotográfica de Jean-Pierre Leloir, tres proyecciones de películas cuya temática está relacionada con el jazz, y un ciclo de debates y conferencias a cargo de algunos de los representantes más importantes de la vida cultural y la crítica de jazz en España.

Finalmente, manteniendo uno de los rasgos que ya han hecho de esta convocatoria una cita singular, sus geografías naturales en Conde Duque y en el teatro Fernán Gómez experimentan una considerable ampliación, integrando los conciertos y actividades de jazz que, en el mes de noviembre, tienen previsto desarrollar el Círculo de Bellas Artes, el Festival de Jazz de Ciudad Lineal, el Instituto Francés, Centro Centro, cuyo concierto de Jonah Smith & David Soler, organiza e impulsa M21 Radio, y, finalmente, los ciclos “Jazz en los Distritos” y “Jazz con sabor a club”, el primero con sede en diferentes distritos municipales de la ciudad, y el segundo en salas y clubes igualmente de Madrid adscritas a la asociación La Noche en Vivo.

Con este alambique musical, JAZZMADRID sigue configurándose como uno de los mejores certámenes europeos que el jazz es capaz de producir. Y, con todo, lo más importante acaso siga siendo que se trata de un festival concebido, impulsado y gestionado por el Ayuntamiento de Madrid y, por ello, apegado a la ciudad que ocupa, y que, seguro, no podría conocer desarrollo igual en cualquier otro lugar. La aventura comienza. Disfrutemos de ella. Bienvenidos a todos.

Luis Martín – Director Artístico JAZZMADRID17

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en Política de Cookies.
Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?