Web del Ayuntamiento de Madrid

Top
Image Alt

Blog

HomeBLOG Grandes momentos en el sentido homenaje a Pedro Iturralde
Homenaje a Pedro Iturralde

Grandes momentos en el sentido homenaje a Pedro Iturralde

La AIE trajo los conciertos de Ignasi Terraza y Gonzalo del Val.
Lionel Loueke se estrenó en JAZZMADRID como solista, y la trompetista Alba Careta agradó mucho a la afición


– Tras el fallecimiento el pasado año del saxofonista Pedro Iturralde, JAZZMADRID ha podido dedicarle el homenaje oportuno en días pasados. La AIE, por su parte y por segundo año consecutivo, ha vuelto a participar en el festival con los conciertos del pianista Ignasi Terraza a dúo con el contrabajista Horacio Fumero, y el grupo del baterista Gonzalo del Val, ambos seleccionados para formar parte de los Circuitos de Jazz de la mencionada AIE. Anoche, finalmente, el guitarrista beninés Lionel Loueke y la trompetista catalana Alba Careta se estrenaron, respectivamente, en Fernán Gómez y CentroCentro.

Afrontemos la información por partes y con cierto  orden cronológico de producción en las actividades. De las dos propuestas con las que la AIE (Asociación de Intérpretes y Ejecutantes) visita este festival, solo habíamos visto al pianista Ignasi Terraza; no así al baterista Gonzalo del Val. Pues bien, a lo largo de dos jornadas consecutivas, el pasado martes y el miércoles, hemos escuchado ambas propuestas, y disfrutado con las calidades de su música, de sus arreglos, en el auditorio de CentroCentro.

Fue un placer ver trabajar con disciplina y entrega, y con disfrute tan evidente, al dúo que conforman el pianista Ignasi Terraza y el contrabajista Horacio Fumero, en cuya interpretación interesa, sobre todo, la espléndida técnica que poseen ambos, organizada en torno a motivos en su mayor parte rítmicos. Y llamó la atención también la forma que tienen de hacer citas a los clásicos del jazz, no tanto por su depurada técnica, como por el respeto mostrado hacia ellos, alejado en sus interpretaciones de cualquier complacencia hacia el virtuosismo y la exhibición.


Gonzalo del Val

El estímulo rítmico de Gonzalo del Val

Gonzalo del Val, de Miranda de Ebro, aunque afincado en Cataluña, nos visitó el miércoles después de haber triunfado el pasado verano en la escena del festival de jazz de Vitoria. Un jazz muy bien acordado con los componentes de su trío, y con un estímulo melódico añadido, gracias a la presencia del trompetista invitado Benet Palet. Música muy fresca y sugerente que dio a cada intervención solista su justa medida, privilegiando con ello el flujo de ideas colectivo.

Esta jornada del martes todavía tuvo un momento estelar en la noche para fijar en la memoria, cuando los músicos que, durante un par de décadas, formaron en el cuarteto de Pedro Iturralde, subieron a la escena del Fernán Gómez para homenajear al saxofonista desaparecido el pasado año.


Homenaje a Pedro Iturralde Foto Fernando Tribiño

El último cuarteto

A Pedro le hubiera gustado este espectáculo. Sabido es que sentía un especial cariño por sus músicos, y a los últimos con los que contó los mantuvo durante un par de décadas a su lado. Mariano Díaz en el piano; Richie Ferrer para el contrabajo, y Daniel Aguado ante la batería. Y, reproduciendo a la perfección el quehacer de Pedro, el saxo sabio de Perico Sambeat. No se puede pedir más.

Quizás, eso sí, tener consciencia del hecho de que el valor de los clásicos suele estribar en su potencialidad para ser releídos, y la norma se cumplió esta vez con la mayor parte del repertorio escuchado. Además acudieron a la cita invitados especiales como el armonicista Antonio Serrano y el guitarrista Gerardo Núñez.

Hubo momentos cumbre en el diálogo fluido entre estos dos últimos, pero también entre los instrumentistas de la sección rítmica, piano, contrabajo y batería, todos empujando en la misma dirección y sin demasiadas bridas. Sin embargo, fueron las relecturas de las formas instrumentales de Iturralde en el saxo de Perico Sambeat las que alcanzaron momentos realmente sublimes. Todas buscaban la esencia de aquel saxofonista en estado de gracia y siempre al servicio del valor de la melodía. Un homenaje feliz y muy necesario.


Lionel Loueke Foto Fernando Tribiño

Los estrenos del guitarrista Lionel Loueke y la trompetista Alba Careta

Y llegó el jueves, y, con esta fecha tan señalada, el estreno de los proyectos de la trompetista Alba Careta y del guitarrista Lionel Loueke. Este último, esta vez, había sido invitado como titular, y no, como sucediera en la edición de JAZZMADRID de 2016, acompañando a los integrantes de Aziza.

Entre las baladas centroafricanas y el funk de Herbie Hancock, lo que propone Loueke homenajeando a este último es una música musculosa, atrevida y de una hibridez notablemente contagiosa. Y las ideas son tan atractivas como su resolución final. Desde que irrumpiese en la escena internacional con el disco “In a trance”, de 2005, su poderosa técnica le ha reconfirmado como un fenómeno que crece cada día sin detenerse en ningún momento. Anoche su espectáculo se resolvió en un formato esencial, sin acompañantes, solo con sus instrumentos en la escena y una voz que tiene tantos usos como una navaja suiza. Una fresca bocanada de recuerdos en el repertorio interpretado, con especial incidencia en los momentos en que sonaron “Dolphin dance”, Cantaloupe island” y “Rockit”.

Y antes, en el espacio más reducido de CentroCentro, la catalana Alba Careta se presentó ante la afición de Madrid. Entona y canta bien esta trompetista, y ha puesto en las tiendas un disco redondo. Se llama “Alades” y todas sus composiciones lucen bien arregladas e interpretadas. En breve, cuando se dé a conocer un poco más, esta artista será otro de esos ejemplos valiosos del último impulso que parece detectarse en esa corriente de renovación generacional que está experimentando el jazz en los últimos años.

AlbaCareta - Foto FernandoTribiño

web del Ayuntamiento de Madrid
logo Ayuntamiento de Madrid
JAZZMADRID21